After Dark – Murakami

Se trata de un libro en el que la historia transcurre durante la madrugada de un día entre semana. Todo parece girar en torno a  una mujer muy hermosa llamada Eri Asai  de apenas diecinueve años, que se encuentra sumergida en un sueño aletargado del cual no puede y no quiere despertar.  Sus intentos de usar el sueño como escape son frustrados ya que sólo le es posible cambiar de dimensión. Mientras duerme, es transportada a un mundo de espejos inquebrantables, groseras paredes y puertas que por ningún motivo van a permitir la libertad de su huésped. Dentro de la habitación también hay un televisor que hace las veces de único portal de acceso y vista al exterior.

Eri Asai es parte representativa de una historia del libro, pero también lo es un hombre que golpeó brutalmente a una prostituta china. Ambas partes de la historia parecen unirse en el cuarto mágico anteriormente descrito.  Hasta aquí, todo transcurre desde una perspectiva muy voyeur, de contemplación total, parece ser que quien describe lo que sucede no puede ser observado ni escuchado.

Mari es la hermana de Eri,  pasó la noche fuera de casa. Escapó porque supuestamente no soporta que su hermana se la pase dormida, siente una extraña culpabilidad dentro de sí. Su más preciado momento juntas fue una vez que durante un terremoto, se abrazaron y pudieron sentir sus corazones latir al unísono, o una cursilería por el estilo.  Gracias a que sabe chino  y a que conoce a un tal Takahashi, que a su vez conoce a la dueña de un love-ho llamada Kaoru, fue que pudo ayudar a la pobre criatura china que fue golpeada y despojada de sus pertenencias en el hotel de Kaoru. Para no hacer el cuento largo, después de ayudarlos, Mari se hace amiga de Kaoru y casi novia de Takahashi.

Es importante mencionar que cuando el golpeador aparece en los sueños de la bella Eri, está sentado en una silla, lleva una máscara y está lleno de polvo. Quizá después de cometió sus deplorables acciones fue encontrado por la mafia china y le fue propinada una golpiza que lo hizo necesitar de una máscara, lo cierto es que él no quería regresar a dormir después de haber castigado a la pobre china, probablemente haya tenido miedo de lo que pasa en sus sueños. Ahora que lo pienso, Kaoru le dio a la mafia china una foto del sujeto. En el sueño, el tipo aparece sin cara. Quizá los chinos pudieron haberlo encontrado en cualquiera de las dos dimensiones. O quizá debido a que sabía que ellos conocían su cara, decidió taparla para que no lo molestaran al menos en sus sueños.

Las características comunes de ambos personajes son que para los dos el sueño es algo muy particular, representa un escape o de quién escapar. Murakami está loco.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s